De caricatura

Home » De caricatura
De caricatura

PULSO

Eduardo Meraz

Conforme se acerca el final del sexenio, observamos como las prioridades gubernamentales van cambiando y se le da más relevancia a atender solicitudes de narcotraficantes y a ofenderse por el impedimento para hacer publicidad a través de un dibujo y un peluche del presidente totalmente Palacio Nacional.

Por supuesto, es mejor hablar de estas nimiedades a reconocer como los socios del norte han dejado sin razón de ser el discurso nacionalista del mandatario mexicano, al lograr concesiones en materia de migración, energética y minera.

En el primer caso no sólo lograron la aprobación y aceptación de recibir a 30 mil migrantes centroamericanos al mes, sino recorrer el muro policiaco hasta casi la frontera sur. El anuncio del presidente sin nombre y sin palabra y del secretario de Marina de poner varios destacamentos con más de 5 mil soldados, marinos e integrantes de la Guardia Nacional para vigilar los trenes Maya y Transístmico.

El argumento oficialista es para garantizar la seguridad de ambas rutas ferroviarias, pero en realidad se está dando cumplimiento al deseo del gobierno de Estados Unidos, de contener la migración en esa zona, pues -como dijo el embajador Ken Salazar-, es más fácil vigilar 300 kilómetros que los 3 mil de la frontera norte.

Con ello, además, se reducirá hasta en una quinta parte, el número de elementos de las fuerzas del orden que actualmente se destinan a estas tareas.

En materia económica, el titular del ejecutivo acaba de expresar su beneplácito y aquiescencia a las inversiones norteamericanas y canadienses en los rubros de energía y minería, en particular en la explotación del litio. Así, más pronto que rápido se olvidaron las descalificaciones de abusivos, aves de rapiña, saqueadores, etcétera que endilgaba a quienes veían a México como tierra de conquista.

En el plano internacional, mientras en cada oportunidad que tiene el mandatario innombrable de presumir su segundo lugar del mundo mundial en popularidad, otra agrupación le acaba de otorgar el título de tirano del año, pues durante 2022, México registró no sólo el número más alto de periodistas asesinados, sino en donde murieron de manera violenta más personas, amén de sus ataques a la libertad de expresión, el menosprecio a las leyes y sus intentonas de minar la democracia.

Por otro lado, los grandes proyectos de infraestructura nos están saliendo en un ojo de la cara, significarán más deuda para los mexicanos y muy posiblemente nunca lleguen a ser rentables.

Otro monumento a la incongruencia, lo conforman el Banco del Bienestar, Telecomm -que se convertirá en Financiera del Bienestar, se dice-, al que se suma Diconsa -distribuidora de productos básicos. ¿Tiene sentido que tres organismos públicos que se disputarán las remesas y ofrecerán servicios financieros?

La ilógica que permea en los actos del gobierno cuatroteísta también se observa en el campo de la seguridad, donde el 5 por ciento del personal de la Guardia Nacional está destinado a cuidar el Sistema de Transporte Colectivo, Metro, de la Ciudad de México, que se cae a pedazos. Es decir, prefiere cuidar instalaciones que a los ciudadanos.

Salvo que se trate de la familia de uno de los principales delincuentes contemporáneos. El habitante de Palacio Nacional prefiere saludar a la mamá de Joaquín Guzmán (El Chapo) y hacer gestiones, a fin de que éste -encarcelado en EU- pueda ser devuelto a nuestro país y cumplir aquí su condena.

A decir verdad, después de más de cuatro años de gestión cuatroteísta, tenemos un gobierno de caricatura, ocurrencias y caprichos,

He dicho.

 

EFECTO DOMINÓ

Hablando del piso parejo que demandó Mario Delgado, ¿acudirá el presidente totalmente Palacio Nacional, a la sede del Senado, a las oficinas de Relaciones Exteriores y al Palacio de Covián, para dar conferencias de prensa conjunta con las otras corcholatas, como lo hará este viernes con la chica de la cola de caballo en el antiguo Palacio del Ayuntamiento?

 

[email protected]

@Edumermo